cirujano de rodilla

Ejercicios
de Recuperación

Para la completa recuperación de la articulación, es necesario llevara a cabo un proceso de rehabilitación tanto muscular como de estiramientos, los cuales son imprescindibles ser dirigidos por un profesional que sepa adaptar cada uno a las posibilidades de cada paciente.

A continuación se especifican los ejercicios a realizar para calmar el dolor anterior y recuperar tanto la extensión como la flexión completa de la rodilla.

Ejercicio para
el dolor anterior

Los ejercicios son fundamentales para el tratamiento del dolor femoropatelar. Hay que tener en cuenta que si los músculos del muslo son fuertes, la rótula se moverá dentro de la corredera del fémur con menos presión. 

Hasta el 95% de los pacientes mejoran con una rehabilitación realizada correctamente.

¿Por qué se suelen realizar mal estos ejercicios? 

Muchos pacientes realizan estos ejercicios de una forma incorrecta tanto en su forma como en su frecuencia e intensidad.

Por lo general, se debe a la falta de información médica detallada que conduce a realizar ejercicios de recuperación de forma errónea, lo que impide obtener mejoras e incluso en ocasiones puede agravar el problema. Esto genera decepción en los pacientes llevándolos a abandonar su rutina.

¿Cuándo hacer los ejercicios?

Días

3 días a la semana

Intensidad

Intensidad Máxima

Duración

30 a 60 minutos por sesión

¿Cómo hacer los ejercicios?

Series

3 Series de cada ejercicio

Repeticiones

Entre 10-15 repeticiones por serie

Descanso

Entre 45 y 90 segundos entre series

Tipos de ejercicio

1. Potenciar músculos del muslo

INDICACIONES con o sin peso

Habitualmente se comete el error de centrar todo el esfuerzo en el músculo cuádriceps. Sin embargo, todos los músculos del muslo deben trabajarse de forma simétrica para no generar disbalances musculares.

Los ejercicios se pueden hacer con o sin peso en el tobillo, con una tobillera con peso de 1 a 4 kilos.

La última repetición que se haga debe ser aplicando el máximo de esfuerzo. Si usted nota que podría seguir realizando más repeticiones, siga hasta no poder más, pero en la siguiente serie aumente el peso sobre el tobillo.

2. Rotadores externos de la cadera

Para un correcto balance muscular de la rodilla, es importante trabajar los rotadores externos y abductores de la cadera con alguna de las alternativas ejemplificadas en el siguiente vídeo.

3. Estiramientos musculares

DURACIÓN 15 minutos

Es esencial realizar estiramientos musculares antes y, sobre todo, después de los ejercicios de fuerza.

Se debe dedicar al menos 15 minutos para realizar estos estiramientos, que deben mantener la posición de estiramiento entre 20 y 30 segundos para que las fibras musculares adopten y se acostumbren a la nueva posición. 

Consejos

4. Core abdominal

El core o núcleo corporal es el centro de gravedad del cuerpo. Hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y es clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

Ejercitarlo mejora la respiración y reduce el riesgo de lesiones y mejora la mecánica de la articulación de la rodilla y demás zonas del cuerpo.

5. Ejercicios Propioceptivos

Estos ejercicios se deben hacer una vez los anteriores sean realizados de forma asidua y con una técnica muy depurada.

Ayudan a coordinar todos los progresos alcanzados por ellos, de una forma más fisiológica y armónica. 

Como recuperar la extensión completa de la rodilla

La extensión completa de la rodilla es esencial para el normal funcionamiento de esta. Mientras que una cierta pérdida de flexión es bien tolerada, perder tan sólo unos pocos grados de extensión generan un desequilibrio en la marcha con cojera al caminar que puede repercutir en la cadera y a nivel lumbar.

Tras una cirugía, se debe trabajar la extensión completa durante las primeras semanas. De lo contrario, los déficits de extensión serán más difíciles de corregir.

Corrección de la extensión lo antes posible

Como la rodilla tiene más capacidad de tolerar la inflamación a unos 20º de flexión, la tendencia habitual es que las personas tras una operación o un traumatismo tiendan a poner la rodilla ligeramente doblada.

Cuanto más tiempo pase desde la cirugía, más difícil será corregir la extensión, y pasados los primeros 2 o 3 meses, la capacidad de ganar más extensión prácticamente es nula.

Mientras que un déficit de flexión se puede recuperar aunque sea con una cirugía simple para liberar adherencias, el tratamiento quirúrgico de una limitación de la extensión es mucho más complejo de ser corregido.

 

Qué tener en cuenta al hacer los ejercicios

CONSTANCIA Y PACIENCIA

No pretender recuperar todo en un día.

Presión Constante sobre la rodilla

No realizar presiones intermitentes o tirones.

Hacer el ejercicio más efectivo

Colocar un objeto bajo el tobillo como una toalla enrollada, mientras otra persona aplica presión sobre la rodilla por unos 10-15 minutos de forma constante, sin descansar en ningún momento para que las adherencias no retomen su posición inicial.

Aplicar hielo 10 minutos

Al terminar la sesión o durante la misma.

Repeticiones

Entre 2 a 4 veces al día, según necesidad.

No colocar nada debajo de la rodilla

Mientras descansa la rodilla, no coloque nada debajo aunque sea la posición más placentera.

Como recuperar la flexión completa de la rodilla

Antes de una cirugía de rodilla, y por supuesto tras la misma, es muy importante recuperar la mayor flexión de rodilla posible. Idealmente, hasta que sea la misma que la de al rodilla del otro lado, o la que tenía la rodilla antes de la lesión.

Cierto es que a veces puede ser algo doloroso y dificultoso, pero es muy importante trabajar en ello varias veces al día, de forma progresiva. Por ejemplo, se puede poner como objetivo que cada día se ganen 5º más de flexión. 

 

Tipos de ejercicio

Recuperar flexión

DURACIÓN   3 o 4 veces al día durante 15 minutos

En el vídeo a continuación, se pueden ver algunos de los ejercicios más recomendados. Nuevamente, es muy importante que se trabaje de forma suave y constante, de forma progresiva y no a tirones que causen más dolor.

Es recomendable hacer estos ejercicios 3 o 4 veces al día, al menos durante 15 minutos cada vez. 

Siempre parece imposible hasta que se hace