cirujano de rodilla
Tratamiento

Meniscos

Descripción

Los meniscos son fibrocartílagos en forma de semiluna que rellenan los espacios comprendidos entre las superficies articulares del hueso de la pierna (tibia) y del hueso del muslo (fémur).

Existe un menisco en la parte interna (el menisco medial) y otro en la parte externa de la rodilla (el menisco lateral). Son importantes para la estabilidad y la funcionalidad de la articulación de la rodilla, y también absorben golpes y disminuyen el desgaste del cartílago.

Cuando se rompen, se puede bloquear total o parcialmente la rodilla, o simplemente manifestarse como un dolor en los movimientos de giro o posiciones con la articulación muy flexionada.

Sería como sentir una piedra dentro de un zapato. Las personas más jóvenes suelen lesionarse los meniscos practicando deportes. Las personas de más edad suelen padecer roturas por desgaste.

En ocasiones, el problema de los meniscos denota un problema mayor en la alineación de la extremidad inferior, y esto puede requerir de su corrección.

 

Es una de las lesiones mas frecuentes de la rodilla. Es muy importante saber cómo afecta esta lesión a su actividad habitual, cuánto dolor le genera, y cuáles son sus expectativas respecto al tratamiento propuesto.

Alternativas

Meniscectomía

Consiste en la resección del tejido meniscal roto. El objetivo es mantener la mayor cantidad de menisco posible. Esta técnica sólo se utiliza cuando el tejido meniscal no sea reparable. Habitualmente la recuperación es muy rápida, requiriendo 1 o 2 meses para retomar la práctica deportiva.

Sutura Meniscal

Consiste en la reparación con suturas (coser) de la rotura meniscal, sin resecar nada de tejido. Exige un gran manejo de la técnica artroscópica. Como la capacidad de cicatrización del menisco es baja y lenta, habitualmente la recuperación requiere de más tiempo para retomar la práctica deportiva, siendo esta en torno a los 4 a 6 meses.

Trasplante meniscal

En los casos que el paciente presente sintomatología secundaria a la resección previa de todo o casi todo el menisco. En estos casos, el menisco proviene de un banco de tejidos. La recuperación requiere al menos de 6 meses. Sin embargo, en estos casos no se recomienda el retorno a actividades deportivas de alto desgaste e impactos.

Cuidados

Antes de la cirugía

Llegada la necesidad de su tratamiento quirúrgico en cualquiera de sus modalidades, el paciente es instruido para los cuidados previos a su cirugía con unas indicaciones sencillas.

Después de la cirugía

El día posterior a la cirugía y antes de marcharse a casa, el paciente recibe toda la información necesaria en relación a los cuidados postoperatorios  y deja el hospital con una cita a los 10 días aproximadamente, para revisar la herida quirúrgica y retirar los puntos.

En ocasiones las cirugías de los meniscos puede realizarse en el formato de cirugía sin ingreso, es decir sin pasar ninguna noche en el hospital.

Rehabilitación

Los ejercicios postoperatorios luego de una cirugía de los meniscos dependen del tipo de cirugía realizada en ellos. Se realiza en fases, y como norma general no se debe pasar a la siguiente hasta alcanzarse el objetivo planteado al inicio de cada fase. De todas maneras, los ejercicios precisos que se puedan realizar dependen en última instancia del tipo de cirugía a la que se haya sometido.

Primera fase general

Control del dolor y la inflamación

Usted observará que su rodilla se encuentra algo dolorida e inflamada los primeros días. Para mejorar esto, es recomendable:

Meniscectomía o resección meniscal simple

Usted observará que su rodilla se encuentra algo dolorida e inflamada los primeros días. Para mejorar esto, es recomendable:

Sutura o reparación meniscal

Sustitución o trasplante meniscal

Cada pequeño paso que usted da es un logro en su camino hacia la recuperación.
Con paciencia y determinación, pronto estará de vuelta a una vida activa.

Recomendaciones después de su cirugía de rodilla

Vendaje

El vendaje colocado sobre las heridas puede humedecerse o mancharse con sangre. Esto hasta cierto punto es normal y proviene de los fluidos de la rodilla generados durante la cirugía y en los primeros días después de ella.

Si su vendaje se observa muy mojado y saturado de sangre roja líquida debe acudir a Urgencias o contactar con el Dr. Gelber. Las heridas no deben mojarse directamente con agua de la ducha y deben protegerse con una bolsa impermeable hasta que se retiren los puntos.

En caso de que accidentalmente se haya mojado, retire los vendajes, seque la herida con una gasa estéril y luego con otra gasa con Betadine/Clorhexidina cubra nuevamente las heridas y fíjela con esparadrapos.

Actividad

Aunque la actividad recomendada depende del tipo de cirugía, evite un exceso de movimientos los primeros días ya que esto le provocará inflamación y dolor.

Realice los ejercicios que le hemos recomendado, salvo indicación contraria, varias veces al día.

Lo más importante durante las primeras fases es recuperar la extensión completa de la rodilla
y comenzar a doblarla como objetivos principales.

De forma secundaria, se debe iniciar el trabajo para recuperar la fuerza muscular.

Control del dolor

Usted observará que su rodilla se encuentra dolorida e inflamada los primeros días. Para mejorar esto, es recomendable:

Precauciones

Unas líneas de fiebre durante 2 ó 3 días luego de la cirugía son muy frecuentes. Esto no indica ninguna infección.

Sin embargo, si observa que tiene fiebre de más de 37,8º o persiste luego de 4 o 5 días tras la cirugía, contacte con el Dr. Gelber.

También si presenta un dolor que no puede controlar con los medicamentos pautados o presenta la piel de la zona de la cirugía caliente, roja y muy dolorida, no dude en llamarnos.

Conducción de vehículos

Normalmente puede volver a conducir una vez no presente un dolor importante y su rodilla tenga una buena movilidad.

Tenga en cuenta que usted necesita de una rodilla ágil para evitar reacciones tardías mientras conduce su coche. Intente realizar una prueba en una zona tranquila y observe que no le provocan dolor ni incomodidad presionar ninguno de los pedales.

Tampoco se permite conducir a las personas que requieran de ayudas externas como muletas para su desplazamiento. 

Actividad Sexual

Usted puede retomar su actividad sexual tan pronto se sienta listo para ello.

Terapia con plasma rico en plaquetas (PRP)

El tratamiento con PRP, ampliamente y erróneamente conocidos como “factores de crecimiento”, tiene como función aminorar el componente inflamatorio sin haberse demostrado que generen una regeneración del tejido dañado. Sin embargo en ocasiones puede indicarse cuando un tratamiento quirúrgico no pueda realizarse por diferentes motivos. También tiene su utilidad en casos donde el trabajo activo de musculación y ejercicios se vea limitado por inflamación y dolor. De esta manera, los ejercicios podrán ser retomados o aumentados en intensidad mientras dure sus efectos (entre 6 y 18 meses).

Infiltraciones de ácido hialurónico

Tiene el mismo objetivo que el anterior tratamiento. Sus principales diferencias son que tienen un coste considerablemente menor, pero también su efecto y duración son algo menor que con el concentrado de plaquetas (PRP)

Terapia con células madres.

Las terapias biológicas avanzadas mediante el uso de células madres son uno de los retos del presente y del futuro. Se indican en casos puntuales para promover la curación. No está aceptado clínicamente su uso aún para tratar las lesiones meniscales.

Redes sociales
Doctoralia White - Dr Gelber
Youtube white - Dr Gelber
Instagram White - Dr Gelber
X white - Dr Gelber
Vimeo White - Dr Gelber
TopDoctors White - Dr Gelber